Alzheimer ; Medicamentos para la enfermedad y resultados ha esperar

En la actualidad existen cinco medicamentos de prescripción aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (Food and Drug Administration o FDA por su sigla en inglés) para tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. El tratamiento de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer puede brindar a los pacientes bienestar, dignidad e independencia durante un período más largo y puede alentar y ayudar también a las personas encargadas de atenderlos. Sin embargo, es importante entender que ninguno de estos medicamentos detiene la enfermedad misma.

Tratamiento de los síntomas de grado leve a moderado de la enfermedad de Alzheimer

Cuatro de estos medicamentos se llaman “inhibidores de colines-terasa.” Son recetados para el tratamiento de los síntomas de grado leve a moderado de la enfermedad de Alzheimer. Estos medicamentos pueden ayudar a retrasar los síntomas o impedir que empeoren por un tiempo limitado y pueden ayudar a controlar algunos síntomas de comportamiento. Los medicamentos son: Razadyne® (anteriormente conocida como Reminyl®) (galantamina), Exelon® (rivastig-mina), Aricept® (donepezilo), Cognex® (tacrina). Los científicos todavía no comprenden totalmente cómo funcionan estos medica-mentos para tratar la enfermedad de Alzheimer, pero la investigación actual indica que cada uno actúa para prevenir el deterioro de la acetilcolina, un compuesto químico del cerebro que se cree es importante para los procesos de la memoria y el pensamiento. A medida que la enfermedad progresa, el cerebro produce menos y menos acetilcolina y por lo tanto, con el tiempo, los medicamentos pueden perder su efecto.

No hay ningún estudio publicado que compare directamente estos medicamentos. Dado que los cuatro funcionan de una manera similar, no se espera que el cambio de uno de estos medicamentos a otro produzca resultados significativamente diferentes. Sin embargo, una persona que padezca de la enfermedad de Alzheimer puede responder mejor a un medicamento que a otro. Cognex® (tacrina) ya no es comercializado activamente por el fabricante.

Tratamiento de los síntomas de grado moderado a severo de la enfermedad de Alzheimer

El quinto medicamento aprobado, conocido como Namenda® (memantina), es un antagonista de los receptores del N-metil D-aspartato (NMDA). Es recetado para el tratamiento de los síntomas de grado moderado a severo de la enfermedad de Alzheimer. Algunos estudios han señalado que el efecto principal de Namenda® es retrasar el desarrollo de algunos de los síntomas de grado moderado a severo de la enfermedad. Este medicamento permite a los pacientes mantener algunas de sus capacidades de funcionamiento diario por un periodo más largo. Por ejemplo, Namenda® puede ayudar a un paciente en las etapas avanzadas de la enfermedad a mantener su capacidad de ir al baño por si solo por varios meses, un beneficio tanto para el paciente como para la persona encargada de atenderlo.

Se cree que Namenda® funciona regulando el glutamato, otra importante sustancia química en el cerebro, la cual puede conducir a la muerte de las células del cerebro cuando es producida en cantidades excesivas. Debido a que los antagonistas del NMDA funcionan de manera distinta a la de los inhibidores de colinesterasa, se pueden recetar ambos tipos de medicamentos en combinación. La FDA también ha aprobado Aricept® para el tratamiento de grado moderado y severo de la enfermedad de Alzheimer.

Dosis y efectos secundarios

Generalmente los doctores comienzan por recetar al paciente una dosis baja y la van aumentando gradualmente en base a cuán bien un paciente tolera el medicamento. Pruebas médicas indican que los medicamentos con dosis elevadas de inhibidores de colinesterasa pueden brindar ventajas a algunos pacientes. Sin embargo, cuanto mayor es la dosis, mayor también es la probabilidad de tener efectos secundarios. La dosis recomendada de Namenda® es 20mg por día luego que el paciente haya tolerado exitosamente dosis más bajas. Otras diferencias entre estos medica-mentos se resumen en el cuadro en el reverso de este folleto.

Algunos pacientes quizá tengan otro tipo de sensibilidad a estos medicamentos y deben ser vigilados cuando comienzan a tomarlos. Notifique de inmediato cualquier síntoma extraño que experimente al doctor que le recetó el medicamento. Es importante seguir las instrucciones del doctor cuando se toma cualquier medicamento, incluidas las vitaminas y los suplementos fabricados a base de hierbas. Además, informe al doctor antes de agregar o cambiar medicamentos.

Fuente

national institute of aging

http://www.nia.nih.gov/