problemas cognitivos en pacientes con cancer

quimioterapia1-modYa sea que se le llame “cerebro químico”, “fatiga cerebral” o como se le quiera llamar, para algunas personas con cáncer, ya sea durante el tratamiento o mucho después de finalizado, la memoria y otras capacidades intelectuales ya no son lo que solían ser antes del cáncer. Algunos sobrevivientes del cáncer informan que creen que han recuperado su capacidad mental total, pero otros dicen que los tratamientos a los que se sometieron les han dejado con deficiencias, aún años después de haber finalizado el tratamiento.

Durante muchos años, los pacientes de cáncer fueron tranquilizados por los proveedores de cuidado de salud con la afirmación de “esto desaparecerá después del tratamiento”. Pero ahora, nuevas y convincentes investigaciones muestran que éste no ha sido exactamente el caso

Para muchas personas con cáncer, no hay dudas al elegir entre el riesgo de algo de deficiencias cognoscitivas y un tratamiento que potencialmente les puede salvar la vida. No obstante, para las personas cuyas opciones de tratamiento son más amplias, como las que están pasando por la fase precoz sopesando si someterse al más enérgico tratamiento disponible, al momento de tomar la decisión, la variable de los problemas de cognición debe de tenerse en cuenta. Naturalmente, este problema debe discutirse a fondo, tanto con sus familiares como con su equipo de cuidados de la salud, antes de tomar cualquier decisión.

Las causas principales en los problemas de cognición en las personas con cáncer oscilan desde el propio cáncer, a los tratamientos que se usan para curarlo. También podrían contribuir otros aspectos empleados en la lucha contra el cáncer. Algunos de éstos son:

  • Bajo conteo de glóbulos rojos (anemia)
  • Alimentación deficiente Los niveles bajos de hierro, vitamina B y ácido fólico podrían causar la reducción de la capacidad para prestar atención, de la memoria y la habilidad para hablar.
  • Los medicamentos. Algunos de los fármacos empleados para manejar los efectos secundarios, como la náusea, pueden causar somnolencia y reducción de la atención. Otros, como la cortisona, podrían dificultar la concentración de las personas y desencadenar sentimientos de ansiedad.
    • Los bloqueadores de hormonas, como el tamoxifen (Novaldex) y la anastrazole (Arimidex) podrían contribuir a la pérdida de la memoria en las mujeres. En los hombres, entre los medicamentos que podrían causar problemas de memoria están la leuprolida (Lupron), la bicalutomida (Casodex) y la flutamida (Eulexin).
  • La incomodidad producto de otros efectos secundarios, como el estreñimiento o la diarrea podrían contribuir a una pobre calidad de vida y la falta de memoria.
  • Los cambios rápidos en los niveles hormonales, como los que experimentan las mujeres con algunos agentes que provocan la “menopausia instantánea”, podrían contribuir al olvido.
  • La tensión puede contribuir a la distracción y al olvido.
  • La expansión del cáncer hacia el cerebro, un caso relativamente raro, podría provocar síntomas iniciales como el olvido.

Sin embargo, las personas con cáncer que detectan que están sufriendo de “cerebro químico” no deben asumir que esto se debe tolerar e intentar ignorarlo. Existen métodos y tratamientos que podrían ayudar, así que hable con su equipo de asistencia médica y asegúrese de que su situación está siendo evaluada y tratada adecuadamente. (¿Puede recordar eso?)


Síntomas

Los síntomas de la posible pérdida cognoscitiva no serán los mismos en todos los individuos. A continuación, estos son los que más han sido reportados por supervivientes:

  • Reducción en la capacidad de concentración
  • Pérdida de la memoria a corto plazo
  • Dificultad para desempeñar varias tareas a la vez
  • Desmejoramiento de las habilidades matemáticas y del lenguaje

Los problemas significativos en cualquiera de estas áreas pueden impactar las relaciones de la persona, la capacidad para trabajar, educarse o cualquier otro aspecto de la vida diaria.

volver al inicio
Prevención

A pesar de que no hay maneras garantizadas que asegure que no ocurrirán deterioros cognoscitivos mientras se está aplicando el tratamiento contra el cáncer, sí existen algunas medidas lógicas que usted podría tomar:

  • Controle otros efectos secundarios, como el dolor, la depresión y la infección La presencia de estos o cualquier otro efecto colateral puede deteriorar la calidad de vida, y con ello reducir el interés y la interacción de la persona hacia el mundo que le rodea. Es de suma importancia un excelente manejo de los síntomas. Por tanto, los pacientes y los que los cuidan deben insistir en que los síntomas sean rápidamente atendidos y tratados.
  • Mantener una buena alimentación. La mala alimentación podría ocasionar una capacidad mental deficiente. Esto es muy tratable y los pacientes deben de asegurarse que sus niveles de nutrición están siendo seguidos de cerca por el equipo de cuidados médicos.
  • Combata la fatiga. Una fatiga incesante es muy preocupante y puede tener un impacto sobre la función cognoscitiva. La fatiga es un efecto secundario tratable y puede ser controlada para restablecer su calidad de vida. La fisioterapia podría ser también muy útil.
  • Duerma lo suficiente. Si usted no puede dormir normalmente, su fatiga aumentará y con ella la dificultad para concentrarse y para recordar. Consulte con su equipo de asistencia sobre los medicamentos que podrían ayudar.
  • Mantenga su mente en actividad. Elabore un plan que le mantenga mentalmente aguzado. Asegúrese de leer, escuchar la música que le gusta, involucrarse cuanto sea posible en las actividades de la vida normal y hasta trabajar , si es posible. Mantenerse “en el mundo” en vez de sólo en el “mundo del cáncer”. Algunas personas llevan un diario acerca de su trayectoria con el cáncer y también lo encuentran estimulante. Si necesita ayuda para su memoria, intente tomar notas y llevar una agenda diaria.
  • Busque apoyo. Los grupos de apoyo del cáncer podrían brindarle una maravillosa oportunidad para hablar con otros que posiblemente están enfrentando los mismos efectos secundarios que usted. Aquí usted puede decir lo que piensa y aprender de las estrategias de supervivencias de los demás. Si los grupos de apoyos del cáncer no le parecen bien, busque otras comunidades de personas con quienes se sienta cómodo/a.

volver al inicio
Tratamiento

El tratamiento para los síntomas de deterioro cognoscitivos dependerá de los síntomas y la condición física de cada individuo en particular. Algunos de los métodos y técnicas que su equipo de cuidados podría tener en cuenta para tratar la disfunción cognoscitiva son:

  • Consejería. Trabajar con un terapeuta podría ser útil para tratar este efecto secundario. A menudo el asesoramiento podría combinarse con medicamentos conforme sea necesario.
  • Fármacos estimulantes y antidepresivos. Existen una serie de medicamentos que se usan para los problemas de disfunción cognoscitivas relacionados con el cáncer. Entre ellos está el Ritalin (metilfenidato), varios antidepresivos y estimulantes. Su equipo de cuidados de la salud determinará qué le podría ser útil.
  • Tratamiento de evaluación de la nutrición. La alimentación podría jugar un papel muy importante en el funcionamiento de la mente y las personas que están en tratamiento del cáncer tienen necesidades nutritivas excepcionales. Pídale a su equipo de cuidados de salud una remisión a un dietista certificado para obtener asesoría y asistencia sobre la nutrición.
  • La fisioterapia. Podría mejorar su vigor físico general y su sentido de bienestar. Mientras mejor se sienta, mayor posibilidad habrá de mantenerse activo/a y con suficiente energía.
  • Los medicamentos somníferos ayudan proporcionando suficiente descanso. Hable con su equipo de cuidados de salud sobre lo que se le recomienda. No comience a tomar somníferos no recetados sin antes consultar con ellos.

volver al inicio
Preguntas para su doctor

Para tratar los problemas cognoscitivos, su equipo de cuidados de la salud podría estar compuesto por un médico internista, un oncólogo, un orientador, un dietista y un fisioterapeuta.

  1. ¿Hay posibilidad de que mi tratamiento contra el cáncer me cause problemas cognoscitivos?
  2. ¿Qué considera usted que me haya causado las disfunciones cognoscitivas?
  3. ¿Podríamos evaluar mi grado de deficiencia?
  4. ¿Cuáles medicamentos pueden ayudar?
  5. ¿Por cuánto tiempo considera usted que durará mi problema? ¿Cuál ha sido su experiencia con otros pacientes sometidos a un tratamiento similar?
  6. ¿Cuál es su plan para ayudarme a aumentar y mejorar mi nivel de funciones cognoscitivas?
  7. ¿Son mis problemas propensos a empeorar a medida que el tratamiento continúe?
  8. ¿Podríamos evaluar mis niveles de nutrición? Y ¿Se podrían supervisar regularmente?
  9. ¿Tengo alguna otra afección que podría estar contribuyendo a mis problemas de cognición? ¿Sería pertinente contemplar una posible implicación en el cerebro de mi cáncer?

 

fuente

http://www.canceradvocacy.org/