Reconocimiento y uso de tácticas de coerción sexual en hombres y mujeres en el contexto de relaciones heterosexuales.

Young_Love

La violencia es un problema que nos afecta a todas las personas de una u otra manera  por la gran cantidad de manifestaciones en las que se presenta. Una de esas formas es la violencia sexual. En la actualidad ésta es considerada un problema prioritario de salud pública y de derechos humanos y se presenta en un continuo que va desde el manoseo hasta las relaciones sexuales forzadas.

Una de las formas de este tipo de violencia es la coerción sexual que se define como el uso de cualquier tipo de presión física o emocional que es utilizada por una persona para imponer actos de orden sexual sobre otra en el contexto de un encuentro heterosexual de mutuo acuerdo para salir juntas, para conocerse o sostener una relación romántica o erótica, o en una relación más formal como el noviazgo. La coerción sexual ha sido abordada teóricamente a través de la teoría de los guiones sexuales o scripts.

Aunque hombres y mujeres pueden sufrir este tipo de violencia, la gran mayoría de los estudios sobre coerción sexual han evidenciado que los hombres son los principales perpetradores y las mujeres, las víctimas. Un claro ejemplo sobre la diferencia entre hombres y mujeres en la forma de coercionar son las tácticas. Por lo anterior, el presente trabajo tiene como objetivos conocer la frecuencia y tipo de tácticas de coerción sexual en hombres y mujeres universitarios.

Material y métodos: Se entrevistaron a 320 estudiantes, un 49.7% de los sujetos fueron hombres y 50.3% mujeres, la media de edad fue de 21 años. La muestra fue no probabilística y el estudio fue de tipo exploratorio. Se elaboró un cuestionario ad hoc de preguntas abiertas, las cuales indagan sobre las tácticas utilizadas por hombres y mujeres para presionar a personas de otro sexo a tener una relación sexual; también se indagó sobre las experiencias personales de coerción sexual. La aplicación del instrumento se realizó de manera grupal con una duración aproximada de 45 minutos. Las preguntas abiertas fueron analizadas a través de la búsqueda de unidades temáticas y categorías. Se utilizó el análisis de contenido y después se transformó en conteo de casos para hacer el análisis estadístico correspondiente.

Resultados: Sobre la experiencia de coerción sexual, un 33.4% de la muestra total menciona que ha sido víctima de ella. Un 9.4% de la muestra total menciona que ha ejercido coerción sexual hacia su pareja; al realizar una c2 se encontró una diferencia estadísticamente significativa entre hombres y mujeres [c2 = 16.21, (gl = 320/1) p = .000].

En cuanto a la frecuencia de las diferentes tácticas utilizadas por los hombres, los y las participantes reportan que las tácticas indirectas son más utilizadas por éstos, mientras que las mujeres utilizan más las tácticas directas.

Discusión: Como se observa en los resultados, en general, al igual que en otros estudios, las mujeres son las principales víctimas de coerción sexual y los hombres quienes la ejercen. Los resultados de este estudio evidencian la importancia de conocer más sobre este fenómeno ya que muchos de los sujetos en este estudio no fueron capaces de identificar algún evento de coerción sexual en su relación, por lo que habrá que profundizar mucho más en el tema de las relaciones de pareja de los jóvenes, en particular en la heterosexualidad, y los guiones que la norman, para poder crear cada vez mejores programas de prevención encaminados a eliminar la violencia en las relaciones de pareja y para obtener una mejor salud mental, sexual y reproductiva.

Fuente

Saldívar Hernández Gabriela Josefina, Romero Mendoza Martha Patricia.

Salud Ment 2009; 32(6)  : 487-494

http://www.imbiomed.com.mx/