Trastorno de Pánico: venciendo el temor

Las personas con trastorno de pánico tienen repentinos y repetidos ataques de miedo que duran varios minutos, pero a veces los síntomas pueden durar más tiempo. Estos se llaman ataques de pánico. Los ataques de pánico se caracterizan por tener temor a cierto desastre o miedo a perder el control. Una persona también puede tener una reacción física fuerte. Esta reacción se puede sentir como un ataque al corazón. Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento y muchas personas se preocupan por y tienen pavor a la posibilidad de tener otro ataque.

Una persona con trastorno de pánico puede desanimarse y sentirse avergonzada porque no puede realizar rutinas normales como ir a una tienda o conducir un automóvil. El tener trastorno de pánico también puede interferir con la escuela o el trabajo.

Los ataques de pánico se caracterizan por tener temor a cierto desastre o miedo a perder el control.

Trastornos de Ansiedad

Las personas que tienen trastornos de ansiedad se sienten extremadamente temerosas e inseguras.  De vez en cuando, la mayoría de las personas sienten ansiedad por algo durante un corto tiempo, pero las personas con trastornos de ansiedad se sienten así la mayor parte del tiempo. Sus miedos y preocupaciones les dificultan llevar a cabo las actividades de cada día. Cerca del 18% de los adultos en los Estados Unidos tienen trastornos de ansiedad. Los niños también pueden tenerlos.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno de pánico?

Las personas con trastorno de pánico tienen:

  • repentinos y repetidos ataques de miedo.
  • la sensación de estar fuera de control durante un ataque de pánico.
  • la sensación de que las cosas no son reales.
  • una preocupación intensa sobre cuándo ocurrirá el próximo ataque.
  • un temor a o una necesidad de evitar lugares donde anteriormente han ocurrido ataques de pánico.
  • síntomas físicos que incluyen:
    • latidos fuertes del corazón,
    • sudor,
    • debilidad, desmayos, o mareos,
    • sensación de acaloramiento o escalofríos,
    • hormigueo o adormecimiento en las manos,
    • dolor en el pecho,
    • sensación de náuseas o dolor de estómago.

Si usted o alguien que conoce desarrolla estos síntomas, hable con un médico o proveedor del cuidado de la salud. Existe ayuda disponible.

¿Cuándo comienza el trastorno de pánico?

A menudo el trastorno de pánico comienza en las últimas etapas de la adolescencia o a principios de la adultez. Más mujeres que hombres tienen trastorno de pánico. Pero no todos los que tienen ataques de pánico desarrollarán trastorno de pánico.

¿Existe ayuda?

Existe ayuda para las personas que tienen trastorno de pánico. De hecho, es uno de los trastornos de ansiedad más tratables. Primero, la persona debe consultar a un médico o proveedor del cuidado de la salud para hablar sobre los síntomas o sentimientos que tiene. La lista de síntomas en este rticulo puede servir como una guía útil al hablar con el médico. El médico le realizará un examen para asegurarse de que no sea otro problema físico el que está causando los síntomas. El médico puede mandarlo a ver a un especialista como un psiquiatra.

Los medicamentos pueden ayudar a reducir la gravedad y frecuencia de los ataques de pánico, pero puede que tarden varias semanas en comenzar a funcionar. Un médico puede recetar medicamentos. Se utilizan distintos tipos de medicamentos para tratar el trastorno de pánico. Hay antidepresivos, medicamentos ansiolíticos (pastillas para la ansiedad/nervios), y betabloqueantes. Estos mismos medicamentos también se utilizan para tratar otros tipos de trastornos.

La psicoterapia o “terapia de dialogo” con un especialista puede ayudar a las personas a aprender a controlar los síntomas de un ataque de pánico. La terapia puede realizarse con un trabajador social con licencia, consejero, psicólogo, o psiquiatra. No hay cura para el trastorno de pánico, pero la mayoría de las personas pueden llevar una vida normal cuando reciben tratamiento con medicamentos y/o terapia.

Si conoce a alguien que tiene síntomas de trastorno de pánico, aconséjele consultar a un psiquiatra.

El trastorno de pánico es uno de los trastornos de ansiedad más tratables.

¿Por qué las personas tienen trastorno de pánico?

A veces el trastorno de pánico es hereditario, pero nadie sabe con seguridad por qué algunas personas lo tienen y otras no. Cuando los químicos del cerebro no están en un cierto nivel pueden hacer que una persona tenga trastorno de pánico. Por eso, los medicamentos a menudo ayudan a aliviar los síntomas, porque hacen que los químicos del cerebro permanezcan en los niveles correctos.

Con el fin de mejorar el tratamiento, los científicos están estudiando qué tan bien funcionan diferentes medicamentos y terapias. En un tipo de investigación, las personas que tienen trastorno de pánico eligen participar en un ensayo clínico para ayudar a los médicos a descubrir qué tratamientos funcionan mejor para la mayoría de las personas o qué funciona mejor para los diferentes síntomas. Los científicos están aprendiendo más sobre la manera en cómo funciona el cerebro para poder descubrir tratamientos nuevos.

Historia personal

“Un día, sin motivo ni aviso, me sentí aterrorizado. Tenía  tanto miedo que pensé que iba a morir. El corazón me palpitaba y la cabeza me daba vueltas. Tenía estos síntomas cada dos semanas. Pensé que me estaba volviendo loco”.

“Mientras más ataques tenía, más temor sentía. Siempre vivía con miedo. No sabía cuándo podría tener otro ataque. Tenía tanto miedo que no quería salir de mi casa”.

“Mi amigo vio el miedo que tenía y me dijo que pidiera ayuda a mi médico. Mi médico me dijo que tenía trastorno de pánico. Me recetó un medicamento que me ayuda a sentir menos miedo. También he estado trabajando con un consejero para aprender cómo sobrellevar el miedo. Tuve que trabajar duro, pero después de unos meses de medicamentos y terapia, me estoy recuperando”.

fuente

http://www.nimh.nih.gov/